Maipú en tiempos de Pandemia 2020

Maipú en tiempos de Pandemia 2020portada-maipu

(*)Sergio Benvenutto Donoso

La pandemia de Coronavirus nos ha dejado clara la enorme responsabilidad que los gobernantes, autoridades y líderes tienen sobre sus comunidades, cuya responsabilidad trasciende las labores cotidianas y les obliga a comunicar de manera asertiva,  transparente y oportuna los  efectos que tiene sobre la salud de la población local

Maipú,una de las comunas,con mayor número de habitantes del país, que supera el medio millón de personas, requiere de todos estos atributos para  una conducción resuelta de su máxima autoridad, para transmitir claramente lo que sucede, lo que espera hacer y cómo se harán las cosas pensando en  el bien común.

El desafío es complejo y  urgente, tiene que ver desde el punto de vista de la salud pública con los efectos directos del COVID 19, de igual forma con sus consecuencias asociadas a trastornos de la salud mental de la población producto de dudas, temores,  el enclaustramiento, la desvinculación con sus actividades regulares, la incertidumbre  respecto del empleo, la educación de sus hijos, la seguridad, el transporte, el comercio, servicios  y en general las interrogantes que se plantean hacia el futuro, de nueva normalidad como la ha definido  la Organización Mundial de la Salud, o  de Retorno seguro como lo ha identificado el Gobierno de Chile.

Este trance difícil, es una prueba importante para el liderazgo y funcionamiento de la institución municipal en Maipú, también lo es para la colaboración y disposición de  los maipucinos hacia las políticapreventivas y los planes que se lleven adelante, confiando  y apoyando las medidas adoptadas por la autoridad local, postergando para momentos de respiro de esta contingencia la disidencia y reparos de lo que se pudo haber hecho mejor.

Aspectos destacados en la gestión local respecto de la pandemia.

Información hacia la comunidad local de la evolución sectorizada de contagios desde el primer día, con presencia cercana en situaciones extremas que han afectado a algunos vecinos.(as)

Comunicación activa y estacada a través de portal web de la Municipalidad www.maipu.cl

Desinfección de calles y avenidas, apoyo a sectores de la comunidad.

Ordenanza municipal con aprobación unánime del concejo municipal para uso obligatorio de mascarillas

Proyecto de instalación de hospital de campaña en Polideportivo Martín Vargas, ubicado en Avenida Tres Poniente

En materia educacional, pronunciamiento oportuno  sobre anuncio de reanudación de clases, rechazando  el retorno prematuro y poniendo  énfasis en la seguridad de los estudiantes y comunidades educativas.

Mantención de Servicios de gran utilidad como son Médico a Domicilio para personas adultas y Atención Móvil para niños hasta los 5 años.(Infecciones respiratorias agudas)

Como factores débiles con incidencia en la atención de la emergencia de salud, se encuentran

Dificultad para regular la concentración de comercio y gran cantidad de  personas que diariamente ha seguido desplazándose,  especialmente  en el  casco central   de la comuna en torno a su plaza en el eje  de Pajaritos -5 de abri

Aumento en la sensación de inseguridad planteada por  grupos de vecinos(as

Pendiente gestión de vacunación paralos estudiantes establecimientos educacionales (influenza – gripe)

Planificación anticipada y proactiva, para cuando sea posible el retorno de los escolares del sistema municipal  a sus clases presenciales.

Presencia del Coronavirus y medidas emergentes.

Volver progresivamente a la normalidad, que dejó de ser normal

 La Pandemia está desatada, estamos viviendo momentos impensados hasta unos cuantos meses atrás y frente al ataque de un virus, resulta paradojal que la mejor arma que tenemos para vencerlo no sea salir a enfrentarlo, sino quedándonos en nuestras casas, evitando el relato social cercano, tomando distanciamiento social.

La normalidad  ha dejado de ser predecible tal y como lo trazábamos hasta antes de esta pandemia, es el poder de un virus  que  nos deja este nuevo  orden en que comenzamos a plantearnos hipótesis de nueva y progresiva  normalidad, en la medida que hay relativos controles sobre los efectos epidémicos.

Al mirar en la vitrina del mundo, cuyo recorrido adelantado nos  deja ejemplos  de liderazgos. (Gobernantes mujeres en muchos casos) que realizan acciones asertivas con las que hacen frente proactivamente a esta pandemia y en cuyo trabajo se reconocen  como factores comunes, la sinceridad para hablar a sus ciudadanos, explicando claramente de se trata el problema y las consecuencias si se adopta una medida u otra. Este tratamiento transparente en la información ciertamente ha generado credibilidad  y adhesión a las medidas adoptadas, transmitidas con fuerza pero sin descuidar la  afectividad  que las personas requieren en momentos de crisis.

Algunos de estos aciertos han estado marcados por un sentido de anticipación, claridad para actuar con rapidez cuando incluso había   pocos casos de contagio, sin relajar medidas de confinamiento y/o cuarentena, sin hablar con eufemismos ni minimizar la gravedad de la situación diciendo claramente que hay que tomarlo en serio, han difundido información veraz sobre el coronavirus,  basada en cifras,  estudios, dificultades y avances reales.

Vivimos una situación de riesgo en la salud de las personas, y toda la atención debe estar enfocada en enfrentar este problema, por lo que resulta indispensable detener el tiempo de las  controversias inútiles,  de confrontación  de estilos, o la supremacía de posturas  ideológicas.  Estos afanes e intereses ya tendrán su tiempo y oportunidad.

EL EFECTO DE LA PANDEMIA SOBRE LA EDUCACIÓN

Normalidad, asertividad y el verbo retornar.

portada-2-maipuEsta pandemia trajo consigo la suspensión de las actividades escolares presenciales hacia  mediados del mes de marzo, a lo largo del país. Los fundamentos potentes dados en su oportunidad decían relación con el alto poder transmisor muchas veces asintomáticos, que diversas experiencias y estudios sobre la propagación del virus allegaban respecto del contagio de los niños y niñas y jóvenes del sistema escolarizado.

Las condiciones de cercanía, la imposibilidad de tener garantías de espacios adecuados en las escuelas para el desarrollo de los aprendizajes y menos aún  de conservar la distancia social, hacían altamente riesgoso mantener a los alumnos(as) en las salas de clases, toda vez que su contagio masivo podría significar un peligroso aumento de contagio de los adultos responsables de su cuidado, padres, apoderados, abuelos, tutores, transportistas, profesores, asistentes, toda una cadena sin fin, en mérito de lo que se suspendió su educación presencial hasta que el “peak” esperado de la pandemia, o el mejoramiento sustantivo y real de sus alcances que posibilitaran el regreso a las aulas.

Resulta desconcertante y una mala señal, para la tranquilidad social, el anuncio de mediados de abril, en  que se indica el regreso de los estudiantes a sus clases presenciales, cuando  unas cuantas semanas antes, se había  alertado a la ciudadanía de los efectos letales que tiene esta pandemia, y la necesidad de mantener a los niños en régimen de cuarentena con clases online, ya que son agentes muy potentes de propagación del virus

Recibir a los alumnos y compatibilizar las medidas sanitarias dispuestas por la propia autoridad es una tarea imposible dadas las condicione de infraestructura de las escuela.

A MODO DE EJEMPLO:

 Distanciamiento social: siguiendo las indicaciones del Ministerio de Salud, se debiera idealmente ingresar aproximadamente a unos  10 estudiantes por sala, se ha tomado en cuenta un  promedio 42 mts2. En la medida para una sala de clases.

En la realidad el sistema escolar municipalizado cuenta con alrededor de 17.700 alumnos(as), los que ocupan 567 salas habilitadas, lo que da un promedio de ocupación por  sala de 31.4 alumnos

(Fuente de información PADEM 2020 Corporación Municipal de Educación)

Para cumplir con la disposición sanitaria se necesitarían 1.770 salas de clases, es decir faltarían 1203 salas de clases.

Dependiendo de los horarios de trabajo en aula, habría que verificar si se cuenta con la  cantidad de docentes  y personal asistente de la educación para atender los grupos cursos de manera simultánea.

Uso de mascarillas: Se necesitaría (si es que el sostenedor se hace cargo), 17.700 mascarillas diariamente, (88.500 a la semana) (354.000 al mes)

De ser un gasto que exceda las posibilidades del sostenedor, habría que solicitar la provisión a  los padres y apoderados, si se estima pertinente.

Por ello es que frente a este anuncio de retorno gradual , la reacción de la autoridad comunal de Maipú, ha sido pública y clara en términos que no están dadas las condiciones en la comuna para el retorno al aula de los estudiantes.

En igual tenor ha sido el planteamiento de alcaldes de la mayoría de las comunas del país y del Colegio Nacional de Profesores, y organizaciones de Padres y Apoderados, entre otras organizaciones relevantes.

REACCIONAR CON ANTICIPACIÓN

Diagnosticar las tareas pendientes para planificar anticipadamente el regreso de los estudiantes, cuando sea factible.

La vuelta a clases de los estudiantes si se pudiese establecer responsablemente una probable fecha, debiera estar tentativamente orientada  en lo que el sistema escolar calendariza  como inicio del segundo semestre. En opinión de algunos académicos e investigadores, un mínimo de 5 meses de clases presenciales unido  a los variados esfuerzos alternativos de clases online que se han realizado son un tiempo que permitiría cerrar el año según el diseño curricular planteado por el Ministerio de Educación,

Hay en consecuencia un margen de tiempo para prepararnos e intercambiar ideas y propuestas de trabajo, de forma anticipada, siguiendo las recomendaciones de las autoridades gubernamentales y de salud,  auscultando  nuestra realidad con el sentido proactivo del que hemos insistentemente sugerido

Maipú: Lecciones pasadas para experiencias presentes 

Aquí la experiencia de lo que nos ha sucedido en episodios anteriores (situaciones de paro, estallido social) han sido enfrentados por parte de la Corporación Municipal de Educación, sostenedora de los establecimientos municipales, con estilos algo anacrónicos sustentados en  una idea de administración y control del conflicto desde el punto de vista estadístico, mediante innumerables y repetitivos controles y vaciado de planillas sobre datos e informaciones que se proporcionan desde  escuelas y liceos  cuya finalidad se agota en sí misma, es decir en el trámite burocrático de   solicitud-respuesta, opacando la creatividad y capacidad de  diseñar planes y acciones innovadoras.

Esta perspectiva corresponde a la descripción tradicional de jefatura, solitaria y lejana, con ciertas carencias de la configuración que se establece  en los liderazgos que son más activos y presentes, resueltos, con iniciativa, incluso con aquella dosis desafiante del statu quo paralizante, para provocar respuestas.

El líder, en tiempos de conflicto enarbola las banderas de la acción concreta, arenga, comparte visiones,  y procesa   información,  precisa y acuerda objetivos, aclara las etapas, los planes, fija escenarios,  define tareas claras , está al frente de sus dirigidos avanzando, estimulando sus logros y ayudando a resolver sus dificultades con empatía, con decisión,  el líder sabe sus fortalezas y puntos fuertes de comunicación aprovechándolos al máximo , para visibilizar y concentrar la atención sobre los temas y planes que  lidera, tiene en consecuencia carácter para persuadir  y convencer antes de vencer y  una posición visible, que activa, hace fuerte y compromete positivamente  a la organización que lidera.

Esto no representa una crítica excluyente, es más bien una mirada a lo que se ha realizado antes, algo de lo “que somos parte y nos involucra” tanto,  por no   haber hecho lo suficiente, como   por no haberlo dicho oportunamente.

No hemos superado el factor de improvisación y no validamos nuestras prácticas  con unicidad de criterios compartidos, ni seguimiento e impacto  de las acciones proyectadas en terreno.

La constatación más  evidente es que habiendo tenido recursos y posibilidades de poner las escuelas a la vanguardia de las herramientas tecnológicas, nuevamente esta interrupción de clases deja a la mayor parte de los estudiantes  desconectados, porque no se ha valorado suficientemente el uso de tecnologías al servicio de la educación y los aprendizajes, por ejemplo con la implementación de sitios web institucionales, configurados hacia el intercambio y la comunicación no solo administrativa ni fotográfica de los acontecimientos que tienen lugar en nuestras escuelas, sino también en posibilidades reales de transferencia de aprendizajes,archivos de piezas pedagógicas por asignaturas, documentales, modelos de clases online y conexión entre estudiantes y docentes.

Quizás si una excusa de esta carencia, radique en la falta de información que se tiene respecto de la capacidad de conexión a Internet de nuestros alumnos(as), así como la disponibilidad de equipos (computadoras) para poder acceder a plataformas  que pudiesen haber estado instaladas.

Hay información abundante y variada respecto de algunos indicadores de acceso y uso de tecnologías a nivel de hogares/país y cifras comparadas con otras naciones.

Si es de utilidad saber la información puntual del sector escolar municipalizado en Maipú, para tomar alguna decisión, sería en este caso conveniente  encuestar los hogares de los estudiantes, a través de un método confiable, pero siempre y cuando el tiempo que se invierta en el diseño de la encuesta, su tabulación e interpretación de resultados, apoye un objetivo concreto que esté pensado ejecutar.

Por otra parte,hasta ahora no se ha considerado la posibilidad de ejecutar acciones de capacitación en modalidad a distancia al personal docente en áreas que pueden marcar una especial importancia especialmente en el reinicio del contacto presencial con los  estudiantes

Será imprescindible  en esta reanudación de clases presenciales que los docentes puedan contar con herramientas que les permitan abordar en primer término de forma adecuada y eficaz, aquellas situaciones que persistan en los estudiantes luego de la emergencia de salud pública, ya que estos procesos de dudas, alteración de la cotidianeidad, y cuarentena, puede llegar a afectar la salud física y mental  de los niños, jóvenes y adultos, quienes han estado expuestos a situaciones de tensión, miedo e incertidumbre, por tanto su predisposición y motivación hacia los aprendizajes estará fuertemente deprimida si no  se cuenta con una preocupación de la escuela  por el bienestar integral de los estudiantes lo que también representa un notable esfuerzo educativo.

Así sería plausible considerar, durante este período, una capacitación, a modo de ejemplo en áreas como:

  • Contención emocional, Inteligencia emocional

  • Relaciones interpersonales, manejo de conflicto ,

  • manejo y control de situaciones complejas al interior del aula

  • diseños metodológicos para  adecuar el desarrollo de aprendizajes en condiciones motivacionales complejas

 Plan Educativo emergente.

En esta materia no parece razonable desatar y profundizar más síndromes ansiosos  en los profesionales de la educación y sus estudiantes, divagando sobre el tiempo perdido, el programa de estudio, la cobertura curricular, la calidad de la educación y otros lugares comunes que algunos venimos escuchando por lo menos desde hace medio siglo.

El año 2019, sin ninguna peste o epidemia que amenazara la vida de las personas, se interrumpieron las clases regulares primero por un prolongado paro de profesores (dos meses y medio) y luego por un estallido social que se inició a mediados de octubre y que nuevamente provocó intermitencias en las clases de los estudiantes (las que fueron imaginariamente “recuperadas” de forma “sui generis”).

Ahora año 2020, se ha dejado de asistir menos de la mitad del tiempo de clases (comparativamente con el año 2019) y las razones (al igual que las del año 2019) son particularmente justificadas hoy en razón de la salubridad pública, ayer en razón de la justicia y equidad social.

Entonces ¿para qué dramatizar con esta ausencia de aprendizaje presencial temporal, como si en ello se fuera la vida, cuando en rigor esta vez la vida se puede ir precisamente por estar presencialmente en la escuela?

Además la  referencia de estudios internacionales señala que los estudiantes en nuestro país tienen en promedio un 35 % más de horas de clases que el promedio de los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), claro a pesar de ello, en cuanto a resultados nos ubicamos en los últimos lugares.

Generalmente la ansiedad nos hace inventar cosas nuevas y termínanos  haciendo lo que sabemos y hemos hecho siempre, perdiendo un tiempo precioso sumido en un mar de papeles a la espera de las orientaciones o revisiones de algún burócrata.

Esta vez, el Ministerio de Educación en una dirección correcta,  ha propuesto o determinado un plan, que se aprecia claro, preciso y sin alambicamientos, lo mejor de todo es que sirve en cualquier momento en que se retomen las clases presenciales, porque define un camino que sirve por igual a los  docentes para conocer el estado de situación de sus alumnos, la de aquellos que han aprovechado bien este tiempo avanzando en sus estudios, de los que se quedaron estancados o peor aún de los que han  retrocedido.

Este Plan de tres etapas en resumen plantea lo siguiente:

1.- Diagnóstico de escolares:

A través de herramientas que entregará el ministerio, los establecimientos medirán el nivel de aprendizaje de sus estudiantes, y también su estado socioemocional, considerando el estrés que provoca el encierro.

 2.- Nivelación:

Durante un tiempo a definir, el que dependerá de cuánto dure la crisis sanitaria, los colegios abordarán los contenidos fundamentales que se han perdido en este tiempo. El objetivo es que, al término de este lapso, se reduzca la brecha de aprendizaje entre los escolares.

 3.-  Adecuación curricular:

Considerando que será imposible abordar todos los contenidos en un año tan irregular, el Mineduc priorizará las unidades de aprendizaje más importantesdecada nivel y asignaturas que deberían ser cubiertas  este año, lo que contemplará la integración de ramos en base a objetivos comunes y el desarrollo de habilidades.

No hay que inventar de nuevo la rueda, lo que corresponde es implementar y hacer operativos estos pasos,  en tiempo y forma cuando la ocasión lo amerite, esta orientación  es la esperable de parte de  las autoridades educacionales de la Corporación Municipal de Educación, guiando, acompañando, no saturando.

Esta operación regreso, debe primero procurar un diagnóstico integral de las condiciones emocionales de los estudiantes, especialmente de los más pequeños, no se trata de agobiarlos iniciando una maratón de aprendizajes para cumplir el curriculum, eso ya no es posible, así también lo ha entendido la autoridad que destaca la generación de incentivos de aprendizaje, cuidar los aspectos motivacionales, la priorización de los aprendizajes.

Para lo que falte, para lo omitido o ausente como aprendizajes del año 2019 y lo que quedará del año 2020, seguramente habrá que hacer al final de este año lectivo la cuenta de lo perdido, para reprocesar lo proyectado y planificado  para los años venideros.

Algunas consideraciones y levantamientos previos  que pueden ser anticipadas por la autoridad educacional de la corporación de Educación:

El primer levantamiento previo (anticipado) para diagnosticar con  tiempo el estado de los recursos humanos tanto de estudiantes como docentes y personal del sistema educativo municipal de Maipú, antes del regreso a clases, debiera a lo menos contener alguna información en las siguientes áreas:  

a.- Estudiantes:

Catastro por establecimiento de estudiantes que presenten problemas de salud asociadas a enfermedades respiratorias, pulmonares, afecciones cardiacas, afecciones subyacentes graves

 b.- Docentes, Asistentes, Personal:

Como es natural tienen mayor incidencia y cuidado respecto de este contagio, los adultos, que tengan alguna de las enfermedades que entre otras se enumeran, asociadas a los grupos de edades en los que se encuentran.

hipertensión

Diabetes

Cardiopatías

Insuficiencia renal

Enfermedades autoinmunes Cáncer

Infección por VIH

Enfermedades pulmonares crónicas

La autoridad ha recomendado para quienes tienen enfermedades crónicas, puedan realizar actividades por la vía de trabajo a distancia, que en el caso de los docentes con diagnóstico confirmado, podría ser apoyando el trabajo en planificaciones, preparación de materias, corrección de pruebas, a docentes de su nivel de trabajo y/o especialidad, mediante correo. Videoconferencia u otras modalidades no presenciales.

Del mismo modo, el personal asistente, puede colaborar accediendo a plataformas de registro de datos para llenado de información diaria, registros de alumnos, nóminas, estadísticas que pueda realizar desde su hogar reportando al colegio.

Todo esto, por períodos acotados de tiempo y mientras las condiciones de contagio se vean aumentadas por factores climáticos.

Se complementa esta información con el siguiente cuadro de grupos de edades del total funcionarios de la Corporación, sobre una información correspondiente al año 2018, que es referencial y que por lo general se mantiene como tendencia durante algunos años.

Hombres

Mujeres

Total

Grupo edad

60 – 64

65 -69

   70 74

 – 60 64

 65 -69

      70 74

Docentes

13

27

2

38

8

0

88

Asistentes

13

8

4

41

7

4

77

Adm Central

9

1

4

6

2

1

23

Total

35

36

10

85

17

5

188

Fuente: Base de datos Corporación Municipal de Educación de Maipú año 2018
Según esta información sobre un total de 2.470 funcionarios, 188 de ellos tienen edad igual y superior a 60 años, lo que en términos porcentuales representa un 7,6%. Del total,   registrándose en general en el caso de los hombres mayor número de personas con edades entre los 65 y 74 años, mientras en  las mujeres el mayor indicador se da en  los grupos edades entre 60y 64 años.

A partir de estos rangos de edades van aumentando los riegos al contraer contagio de COVID-19, con mayor razón si está asociado a enfermedades previas.

Esta es una información ilustrativa, del período indicado, pudiendo contar la Corporación con información actualizada y depurada sobre el particular.

CONDICIONES DE SEGURIDAD Y LIMPIEZA DE LOS LOCALES ESCOLARES

Un Manual de Protocolo de limpieza y desinfección de ambientes COVID-19, del Ministerio de Salud Chile, señala que “La responsabilidad de llevar a delante este protocolo recae en el empleador a cargo de realizar el servicio de limpieza y desinfección en los espacios públicos o lugares de trabajo (excluidos los establecimientos de salud) donde se debe llevar a efecto el procedimiento de limpieza y desinfección.

El empleador deberá elaborar un procedimiento de trabajo seguro, que establezca las formas de trabajo y medidas preventivas en atención a los productos utilizados, conforme a lo establecido en el presente protocolo. Para mayor información sobre este aspecto, se recomienda utilizar de manera complementaria el documento “Consideraciones Importantes en el Uso de Desinfectantes”, del ISP (2015) [7].

El citado procedimiento debe ser conocido por todos los trabajadores y trabajadoras que realizan estas tareas, los que deben ser capacitados en éstas y en el correcto uso y retiro de los EPP, y su desinfección o eliminación, según corresponda.

Deberá estar disponible en todo momento para ser presentado a la autoridad de salud cuando ésta lo requiera, así como también los medios de verificación de las capacitaciones de los trabajadores que desarrollarán estas labores.

El Manual de Protocolo de limpieza es bien descriptivo en cuanto de los   procedimientos productos y formas de aplicación y periodicidad tanto para la limpieza como desinfección de distintos espacios.

Al margen de este Manual, respecto de las escuelas dependientes de la Corporación Municipal, se debiese como mínimo contar con los siguientes elementos:

  • Un dispensador de alcohol gel en cada sala de clases

  • Un dispensador con jabón líquido en cada servicio  higiénico de los alumnos (baños hombres y mujeres) a lo menos un dispensador de jabón líquido por cada uno.

  • Instructivos murales destacados destinados preferentemente a entregar información relevante sobre el COVID-19, en términos de las recomendaciones entregadas por los organismos de salud. (a modo de ejemplo se presenta la siguiente infografía:

corona

  • Desinfectar  prolijamente  antes y al término de la jornada de clases todos servicios higiénicos, comedor de alumnos y profesores.

  • Desinfectar a lo menos una vez al día  patios, salas de clases, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud para COVlD -19

  • Desinfectar buses de acercamiento de estudiantes  de la CODEDUC

Finalmente;

El Municipio Agente cercano:

La ley Nº 18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades, define las responsabilidades territoriales de sus autoridades, el alcalde(sa), concejo municipal y la participación activa de las organizaciones de la sociedad civil (COSOC).

Es por tanto el municipio encabezado por su más alta autoridad, que debiera liderar los próximos pasos  en la preparación del regreso a clases de los estudiantes en la comuna.

Bajo su conducción, pudiera instalarse una mesa amplia de participación,  para la colaboración, estudio  y asesoría de materias específica, que incluiría  entre otros representantes a algún miembro del Concejo Municipal, de la Corporación de Educación, Cosoc, representante de directores(a) de establecimientos, de los docentes, representante(s) del área de salud y otros integrantes que la autoridad considere.

Cabe hacer presente que de los alumnos que asisten a establecimientos en la comuna,  los colegios dependientes de la Corporación Municipal, representan aproximadamente el 20% de este total, mientras que el 80% de los  estudiantes están matriculados en  colegios particulares subvencionados, o particulares pagados.

Podría en tal sentido abrirse una coordinación con la organización  que agrupa a estos establecimientos, con el fin de abarcar la totalidad del sistema educativo comunal, atendiendo la normativa diferenciadora entre ellos.

Hay materias que resolver con prontitud como son:

La vacunación de los alumnos de los colegios municipales

Mecanismos de información hacia los padres y apoderados (sitio web del municipio), cartillas informativas, afiches y otros medios.

Lo que pueda parecer un insistente llamado a la prevención organizada para  cautelar la seguridad y bienestar de los estudiantes y sus familias,  de los docentes, asistentes y administrativos del sistema escolar municipal, solo tiene sentido si a quienes corresponde implementar este desafío  están dispuestos a asumirlo con  el sentido de  oportunidad y urgencia,   que las circunstancias demandan.

(*) El autor de la nota es profesor, Licenciado y Magister en Educación, se desempeña como  apoyo de la gestión directiva en Liceo José Ignacio Zenteno de la Corporación Municipal de Educación en Maipú.

 

Maipú abril 2020

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.